Enseñar Economía bajo el Contexto del Mundo-Real

Preparando a los Economista del Mañana

Enseñar Economía bajo el Contexto del Mundo-Real

Read a summary or generate practice questions using the INOMICS AI tool

By

El siguiente artículo se presentó por primera vez en la Guía de INOMICS 2022.

Descarga la Guía de INOMICS (disponible en inglés)

Mientras cada generación afirma que sus problemas son los más terribles y urgentes en los anales de la humanidad, nuestra generación sin duda tiene un argumento con fuerza: una pandemia global que ya se ha llevado cinco millones de vidas, y un mundo aparentemente encabezado hacia la catástrofe, incapaz de frenar el aumento en las temperaturas globales y por tanto de contener el cambio climático.

Los estudiantes de hoy en día comparten una preocupación conjunta, una ansiedad sobre el futuro—y debidamente: preocupados por encontrar un trabajo, preocupados sobre cómo se encontrará el planeta cuando estén preparados para asentarse y formar una familia, e incluso enfadados por no haber tenido nada que ver con el cambio climático; no fue por su culpa, si bien recae sobre sus hombros, - una externalidad negativa por así decirlo - empujándoles a resolverlo, convirtiéndose así en su responsabilidad.

Los estudiantes (y el público) miran hacia la economía y hacia sus profesionales a modo de ayuda y guía. Probablemente en ningún caso en la historia reciente hayamos tenido una mayor obligación ética frente a la educación de nuestros estudiantes en un marco de esperanza y ambición, de tal forma que todos puedan procurárselo a sí mismos y a otros de manera exitosa (y sostenible).

En base a nuestra experiencia conjunta a lo largo de los años en el campo de la enseñanza, y habiendo surcado las olas del pluralismo, la sostenibilidad, y el replanteamiento de la economía, ofrecemos las siguientes recomendaciones para aquellos que aspiran a ser profesores de economía, y, evidentemente también, para profesores ya veteranos.

1. Alinear el Contenido del Curso con Temas Actuales

No debemos convertirnos en mensajeros del pesimismo; en lugar de ello, debemos enfatizar en el papel de la educación como habilidad que otorga a los estudiantes la capacidad de pensar y solucionar problemas. Y, aún más importante, infundamos a los estudiantes con un sentido del optimismo y del empoderamiento (como recurso de ayuda, consulta Boyd y Reardon 2020).

A la hora de diseñar el contenido de una clase, lo principal es que éste se vea alineado con los temas más importantes del día, y a día de hoy, no hay un tema más importante que el cambio climático, y la forma en la que podemos vivir nuestras vidas bajo la sostenibilidad (como guía útil consulta los 17 ODS de Naciones Unidas; también puedes consultar Reardon et al. 2018, y Reardon 2021). Haciéndolo de esta manera la clase será más temática e interesante para los estudiantes, cubriendo a su vez temas críticos, aunque basados en el contexto del siglo 21. Y, además, arrojará luz a otros temas preocupantes como la desigualdad, la migración, la extinción de especies, el cambio climático, e incluso el propio coronavirus, todos estando interrelacionados con el cambio climático.

Nuestro objetivo es educar y no hacer proselitismo. No todos los economistas piensan de la misma manera, y esto es algo que deberíamos celebrar. Pero debemos enseñar a nuestros estudiantes a comunicar sus resultados y pensamientos con claridad. El mundo necesita graduados que puedan ser pensadores críticos, que puedan escuchar, emprender un diálogo, además de respetar y trabajar con otras personas con las que estén en desacuerdo.

2. Enseñanza del Pensamiento Multidisciplinario y la Cooperación

Una vez el curso o clase haya sido reestructurado para alinearlo con los principales temas actuales, p.ej. el cambio climático y la sostenibilidad, el pluralismo es automático:

“Es absolutamente imposible discutir sobre sostenibilidad desde una perspectiva. Es absolutamente imposible discutir sobre sostenibilidad sin discutir sobre justicia, ética, y poder. Y es absolutamente imposible discutir sobre justicia y poder sin desarrollar las habilidades de la escucha y el diálogo. Simplemente no se puede llevar a cabo. Empieza enseñando los 17 ODS establecidos por Naciones Unidas [enfatizando sobre la sostenibilidad], y de esta forma el pluralismo y su sinfín de beneficios acaban siendo inevitables. De esta forma, reconocer e incorporar la sostenibilidad es un punto de inflexión” (Reardon 2021, p. 294).

El pluralismo, tal y como la sostenibilidad (y la democracia y la libertad) es un concepto complejo y con múltiples facetas. De forma práctica, el pluralismo se define como una voluntad por escuchar, comprometerse, y dialogar con puntos de vista diferentes y a menudo opuestos. Esto es necesario porque la pandemia y el cambio climático no respetan ni los silos intelectuales ni las fronteras internacionales ya establecidos. Las soluciones más viables no son la prerrogativa de una disciplina, como si una sola disciplina tuviese la respuesta.

¿Quiere decir el pluralismo que cada tema debe ser enseñado desde la perspectiva de cada escuela de pensamiento posible? ¿Y que cada profesor debería dominar cada ideología? Para nada. A nivel individual, el pluralismo es un modus operandi, en el cual uno acepta humildemente lo que uno no conoce, trabaja con otras personas para entender su punto de vista, escucha, y dialoga con los demás. Esto es algo que cada profesor puede y debería hacer; y es probablemente lo mejor, ofreciendo el mayor alcance de beneficios que un profesor puede infundir en sus estudiantes.

Para que sea incluso más creíble, puedes invitar a profesores del ámbito de la política y la sociología. Mientras la mayoría de las ciencias sociales siguen instaladas en la enseñanza e investigación, los estudiantes (y la sociedad) se verían más beneficiados por la combinación de nuestras disciplinas —generando, por así decirlo, externalidades positivas.

3. Sé Realista al Discutir el Poder Social y la Eficacia del Modelo

Y hablando de poder, no lo ignores. Los estudiantes lo ven cada día en sus relaciones como arrendatarios, en los trabajos que realizan en verano y en sus contratos de prácticas, en sus colegios y universidades, y a veces en su propia familia y relaciones. El poder en cualquier economía es esencial y está generalizado, debiendo convertirse en algo intrínseco a los programas de estudios de economía. Ignorarlo en la enseñanza significa perder credibilidad con los estudiantes. La importante lección del Colapso de Jared Diamond nos indica que las élites y los intereses adquiridos han utilizado universalmente su poder para impedir y prevenir reformas necesarias que habrían beneficiado a todos. En la economía actual, ¿cuáles son los contextos bajo los cuales el poder tiene lugar, y cómo se puede trazar, entender e incorporar el poder en los programas de estudios de economía? Aquí los estudiantes, y la facultad a su vez, pueden beneficiarse de una lectura atenta de la historia del pensamiento económico. No demuestra solamente cómo los pensadores económicos se centraban en las problemáticas de sus días, sino también cómo diversas configuraciones del poder por un lado promovían o por otro impedían la adopción de varias ideas.

Utiliza modelos que sean realistas y tengan una base empírica. Cada disciplina emplea modelos, pero la economía (especialmente la neoclásica) es conocida por utilizar modelos que son demasiado deductivos y antihistóricos, o que carecen de validez empírica. Si queremos enseñar a nuestros estudiantes la forma de ser pensadores críticos, deberemos remangarnos, por así decirlo, y ensuciarnos las manos. Los datos, la evidencia, y las discusiones sobre cómo los modelos básicos de la economía se basan en hipótesis desactualizadas (pero pueden ser modificados para incorporar enseñanzas nuevas) te harán ganar credibilidad y enseñará a tus estudiantes a evaluar todos los aspectos. Después de todo, esto es lo que deberían estar haciendo cuando se gradúen en el mundo real.

4. No te Desanimes por Tener que Trabajar Dentro del Sistema

Ahora espera un minuto, probablemente vayas a decir que: He aceptado una posición que me garantiza estabilidad y permanencia, y se espera que mi dedicación se base en enseñar los conocimientos de la economía estándar; seré evaluado por mis compañeros y nuestro departamento evaluará a los estudiantes. ¿Y qué más da? Sí, todos estamos restringidos por trabajar dentro del sistema actual, pero eso no nos da carta blanca para no hacer nada. Enseñar a los estudiantes a escuchar, dialogar, y trabajar con otros—habilidades muy solicitadas que escasean no solo en la economía, sino a lo largo de la sociedad. ¿Acaso no es todo esto de lo que se trata la buena enseñanza? ¿Nos hemos acostumbrado tanto a la monotonía de enseñar los problemas cotidianos que nos hemos olvidado de lo que significa ser un buen profesor? Da lo mismo si el curso es en línea o presencial (aunque tras dos años dando clases virtuales, puedo decir que los estudiantes aprecian la oportunidad de volver a las clases); la enseñanza es una oportunidad única y excitante. Trabajar con estudiantes, llegar a conocerles uno por uno, y enseñarles a escuchar y a dialogar con otras personas, en un espíritu de humildad, se extenderá y multiplicará a lo largo de la sociedad.

La enseñanza de la economía es una profesión honorable. Tenemos una obligación ética por educar a nuestros estudiantes y por enseñarles a pensar de forma crítica, y qué mejor forma de vivir y ofrecerlo en un mundo que se está volviendo cada vez más cálido. Hagamos que esto ocurra.

Este artículo se presentó por primera vez en la Guía de INOMIC 2022.

Referencias:

Boyd, Graham and Reardon, Jack (2020) Rebuild the Economy, Leadership, and You: A Toolkit for Builders of a Better World, Evolutesix, London.

Diamond, Jared (2005) 'How Societies Choose to Fail or Succeed,' Penguin, New York.

Reardon, Jack (2021) 'Improving Pluralism in Economics Education,' in Hermann, Arturo and Mouatt, Simon (Eds.) Contemporary Issues in Heterodox Economics: Implications for Theory and Policy Action, Routledge: London, pp. 282- 298.

Reardon, Jack, Madi, Maria and Cato, Molly Scott (2018) Introducing a New Economics: Pluralist, Sustainable, and Progressive, Pluto Press, London.

  • New INOMICS Study Packs for Economics Students

INOMICS AI Tools

The INOMICS AI can generate an article summary or practice questions related to the content of this article.
Try it now!

An error occured

Please try again later.

3 Practical questions, generated by our AI model