Las mejores Apps para los economistas

Consejos para una Candidatura de Doctorado con Éxito

Las mejores Apps para los economistas

Tanto si estás aplicando a un programa estructurado como los que típicamente se encuentran en Estados Unidos, a un doctorado de investigación independiente como los que hay en la mayoría de Europa y en otras partes, o a un híbrido de ambos, el primer paso es reunir tus pensamientos (y demás trámites) en un esfuerzo para convencer a la comisión de admisiones que eres el candidato más calificado y motivado para el puesto. 

Independientemente de la ubicación o la disciplina, tu candidatura incluirá casi con certeza una declaración personal, expedientes, copias de tus grados previos y cartas de recomendación. 

1. Aplica en sentido amplio, pero solo si estás realmente interesado 

A la hora de aplicar a las universidades, muchas personas envían docenas de candidaturas, incluyendo algunas en las que en particular ni siquiera están interesados en atender. Mientras que a nivel de grado estas escuelas 'de seguridad' podrían no ser una buena idea para garantizar que vayas a obtener una educación (aunque también hay una justificación para pasarse otro año fuera mejorando las notas y reaplicando), a nivel de posgrado ésto no es necesariamente la mejor estrategia. 

Sí, aplicar solamente a tus dos departamentos de ensueño es un riesgo extremo, pero probablemente sea mejor poner todo de tu parte en aplicar a esas plazas, además de tal vez una o dos alternativas a las que estarías contento atender, para asegurar que tus candidaturas más importantes se lleven la mayor parte de tu atención y tiempo. De esta manera, realmente podrás poner todo tu corazón en tus candidaturas, que brillarán por sí mismas y probablemente ayuden a hacerte notar en el programa de tus sueños. Además, si desde el inicio estás realmente interesado en un programa, tendrás muchas más probabilidades de mantener ese ímpetu y finalmente terminar tu recorrido hacia una tesis completa. Si asistes a una universidad que particularmente no te gusta, y especialmente si el programa no es exactamente lo que andabas buscando, puede que más en adelante te encuentres desmotivado, y un doctorado es un gran salto hacia arriba en términos de cantidad de trabajo y autodisciplina (incluso más que un máster). 

Tips for a Successful PhD Application2. Dedícale un tiempo amplio a tu propuesta de tesis 

Aunque una propuesta de tesis cuidadosamente estudiada es un componente clave de muchas candidaturas, este aspecto no es contemplado en absoluto por otros. Sin embargo, tanto si te piden incluir una propuesta de 10 páginas o simplemente un párrafo destacando tus intereses específicos, esta descripción a menudo supone el punto decisivo que separa a un candidato a un doctorado de ser admitido a seguirse preguntando por qué le rechazaron.

La tesis que escribas en tu candidatura posiblemente no tenga mucho que ver con la investigación que realmente vayas a presentar - muchos cambian su investigación varias veces durante los primeros meses, y tu tutor te ayudará a comprimir y mejorar tu tema. Con ésto dicho, la claridad del enfoque que tengas en tu tesis, junto con las razones que des cuando busques trabajar con unos profesores en específico, pueden marcar toda la diferencia. Así que no te dejes engañar cancelando tu propuesta de tesis como elemento de tu candidatura, dado que sabes que tu tema de investigación cambiará de todos modos. En su lugar, utiliza ésto como una oportunidad para demostrar tu pasión y compromiso hacia tu disciplina, mientras hagas un alarde de tus grandes habilidades organizativas, de escritura e investigación, además de demostrar tu familiaridad con los intereses de investigación que tienen los tutores que elegiste. Y hablando de ello… 

3. Familiarízate con los profesores que te gustaría trabajar 

Incluso si tu candidatura al doctorado no te pide específicamente hacer una lista de los profesores con quienes te gustaría trabajar, un conocimiento de la investigación llevada a cabo en el departamento al cual estás aplicando y una preparación para hablar sobre cómo podrías incorporarte te darán una firme ventaja en caso de que seas llamado para hacer una entrevista. Además, establecer conexiones entre tus propios intereses de investigación y el trabajo de profesores en específico demuestra que has hecho los deberes – demuestra que estás familiarizado con el departamento y que puedes ofrecer una argumentación detallada de por qué serías una buena incorporación a ello. 

Una buena táctica es ponerte en contacto con potenciales tutores antes de aplicar. Ésto puede ser una gran idea ya que pueden darte consejos sobre tu propuesta antes de que apliques de manera formal, y pueden decirte antes si estarían interesados en formar parte de tu investigación. Recuerda, estarás mucho tiempo trabajando con tu tutor para hacer de ésto el mejor escrito académico que jamás hayas hecho, por lo que también tienen que estar emocionados por ello. Habiendo dicho ésto, algunos programas te piden específicamente que no contactes con nadie de manera individual hasta que hayas pasado el corte, por lo que sigue las pautas de la candidatura cuidadosamente y elige si enviar ese correo o no basado en lo que sugieran. 

4. Destaca las aptitudes relevantes y no te centres en las que no lo sean 

Los caminos académicos y de carrera de muchos jóvenes no siguen una trayectoria perfectamente recta. Y no hay nada de malo en ello. De hecho, probablemente añada algo de amplitud a tu conocimiento base y te haga un candidato más completo que aquellos que solamente hayan ganado experiencia en un área en específico. 

De esta manera, en tu candidatura, no te disculpes por un revoltijo de CV. En su lugar, dibuja un mapa para el equipo de admisiones destacando las interconexiones de distintos puestos que hayas tenido, mientras simplemente omitas aquellos que puede que no sean relevantes. No hay razón para explicar trabajos o estudios pasados que no estén relacionados con tus intereses actuales, y hacer ésto podría desviar la atención de todas tus demás aptitudes que hacen de ti un gran candidato. Aun así, si surgen preguntas, entonces tienes que preparado para hablar de tu sinuoso camino y ofrecer razones sinceras y convincentes de por qué has tomado las decisiones que has tomado – haciendo énfasis en cómo han dado forma a tus intereses actuales, y en cómo pueden (si pueden) ayudar a moverte hacia delante. 

5. Prepárate completamente para tu entrevista 

Si logras la oportunidad de una entrevista, ya sea en persona o por Skype o teléfono, asegúrate de tener un entendimiento claro de qué tipo de entrevista será y prepárate acorde a ello. No tengas miedo de preguntar tantos detalles como sean posibles – ¿será una entrevista individual o estarás dirigiéndote a un grupo de profesores? ¿Deberías preparar una presentación o tiene más que ver con una conversación casual? Cuanta mayor información tengas de antemano mejor te podrás preparar, minimizando así el riesgo de que te cojan por sorpresa. Además, una vez que estés en la entrevista también deberías ir preparado con preguntas más detalladas, tanto para mostrar tu interés en el programa como para ayudarte a descubrir si realmente es adecuado para ti. 

Y no olvides las cosas obvias: vestir con elegancia, ser educado (varios gracias y encantados de conocerte), y recuerda que una sonrisa puede servir de mucho.