Premio Nobel de Economía 2023: La Ganadora

Economistas y Premios

Premio Nobel de Economía 2023: La Ganadora

Read a summary or generate practice questions using the INOMICS AI tool

El famoso Premio Sveriges Riksbank 2023 de Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, conocido coloquialmente como el Premio Nobel de Economía, ha sido concedido este año a una economista de la Universidad de Harvard: la Dra. Claudia Goldin. El premio, dotado con 11 millones de coronas suecas, es decir, alrededor de 1 millón de dólares o unos 949,000 euros, le ha sido concedido por la Real Academia Sueca de Ciencias “por haber hecho avanzar nuestra comprensión de los resultados de las mujeres en el mercado laboral... Su investigación revela las causas del cambio, así como las principales fuentes de la brecha de género que aún persiste”1.

Recibir este premio convierte a Claudia Goldin en la tercera mujer en ganar el Nobel de Ciencias Económicas (tras Elinor Ostrom en 2009 y Esther Duflo en 2019), y la convierte en la primera en hacerlo en solitario, es decir, sin compartir el premio con otro economista.

La investigación que le valió el premio

La investigación que le valió el Premio Nobel a la Dra. Goldin examina las diferencias salariales entre hombres y mujeres a lo largo de los siglos. Para empezar, la Dra. Goldin recopiló datos de Estados Unidos a lo largo de los últimos 200 años. Analizó estos datos en busca de tendencias en el empleo y los ingresos tanto de hombres como de mujeres para estudiar cómo evolucionó la diferencia salarial entre hombres y mujeres y explicar por qué sigue existiendo hoy en día. Parte de la razón de su Premio es que esta información puede ayudar a la sociedad a luchar contra la brecha salarial de género, garantizando que hombres y mujeres igualmente cualificados reciban los mismos salarios.

Según el comunicado de prensa de la Real Academia Sueca2, el presidente del Comité del Premio de Ciencias Económicas, Jakob Svensson, dijo lo siguiente sobre la investigación de la doctora Goldin:

“Comprender el papel de la mujer en el mercado laboral es importante para la sociedad. Gracias a la innovadora investigación de Claudia Goldin, ahora sabemos mucho más sobre los factores subyacentes y sobre qué barreras puede ser necesario abordar en el futuro.”

Destacan algunas de las conclusiones de la Dra. Goldin. En primer lugar, la participación de la mujer en la población activa ha evolucionado a lo largo del tiempo siguiendo un patrón aproximadamente en forma de U (véase la figura 1, ilustrada por Johan Jarnestad para la organización del Premio Nobel). Hace unos siglos, antes de la Revolución Industrial, cuando la sociedad era más agraria, las mujeres participaban en la población activa en una proporción de casi el 60 %.

Gráfico 1: Participación de la mujer en el mercado laboral desde finales del siglo XVIII

Durante las décadas que van desde finales del siglo XVIII hasta principios del XX, la participación de la mujer en la mano de obra disminuyó constantemente a medida que la sociedad se industrializaba. Después, a principios del siglo XX, empezó a aumentar de nuevo.

La Dra. Goldin postula que varios factores dieron lugar a este resurgimiento de la participación femenina en la mano de obra. En primer lugar, el nivel educativo de las mujeres comenzó a aumentar en el siglo XX. Esa tendencia en particular ha continuado; en la actualidad, la mayoría de los títulos universitarios los obtienen ahora las mujeres y no los hombres en la gran mayoría de las naciones occidentales, incluyendo EE. UU.

El cambio de las expectativas sociales también contribuyó al aumento de la participación laboral. Alrededor de la década de 1960, las expectativas culturales sobre el papel de la mujer en la familia se volvieron menos estrictamente sobre la maternidad y la crianza de los hijos 4. La Dra. Goldin teoriza que las mujeres más jóvenes empezaron a esperar cada vez menos que debían dedicar su vida a gestionar un hogar y criar una familia en primer lugar, como hacían sus madres. Esto permitió a las mujeres abordar su carrera profesional sin tanta estigmatización (aunque eso no quiere decir que estas expectativas hayan dejado de ser un problema para las mujeres que trabajan hoy en día en muchos países).

Otro factor que permitió que la participación de las mujeres en la mano de obra postindustrial volviera a aumentar fue un mejor acceso a los anticonceptivos, en particular a “la píldora anticonceptiva”. Esto dio a las mujeres más poder para elegir cuándo y si ser madres, lo que potencialmente puede poner en suspenso sus carreras, tradicionalmente de forma significativa más que en el caso de los hombres.

Detallando la brecha salarial de género

Sin embargo, a pesar del aumento del nivel educativo y de la participación en la población activa, los hombres siguen ganando más que las mujeres en promedio, incluso cuando tienen el mismo nivel de cualificación y experiencia que sus homólogas femeninas.

La Dra. Goldin constata que, aunque la diferencia salarial entre hombres y mujeres puede explicarse en gran medida (al menos históricamente) por el nivel educativo y la elección de carrera, la diferencia moderna es más complicada. Incluso entre hombres y mujeres en el mismo campo profesional, la brecha salarial se amplía significativamente una vez que la mujer tiene su primer hijo. A partir de ese momento, la brecha salarial entre hombres y mujeres se mantiene durante el resto de sus carreras.

El Centro de Investigación Pew concluye además que la diferencia salarial entre hombres y mujeres en EE. UU. ha permanecido prácticamente invariable durante los últimos veinte años. Los datos muestran que, en EE. UU., las mujeres ganan aproximadamente el 82 % de lo que ganaría de media un hombre con experiencia equivalente.

El año pasado, los datos de la encuesta salarial de INOMICS mostraron que, en promedio, en las carreras de economía, los hombres economistas cobran un 23.1 % más que las mujeres economistas. Esta cifra se mantuvo notablemente estable en torno al 20 % para hombres y mujeres con un máster, y también para hombres y mujeres con un doctorado. Sin embargo, la diferencia salarial varía significativamente según el tipo de empleador dentro de la economía; los peores parados según los datos de 2022 son los empleadores privados, con una diferencia salarial media del 35 %. Las universidades y los gobiernos mostraron una brecha salarial entre hombres y mujeres de nuevo de aproximadamente el 20 %.

Dra. Claudia Goldin: Biografía

La economista laboral e historiadora económica Dra. Claudia Goldin nació en 1946 en Nueva York, NY, EE. UU. Obtuvo su licenciatura en economía en la Universidad de Cornell, después de que en un principio se propuso estudiar microbiología. Más tarde, recibió su doctorado en economía por la Universidad de Chicago en 1972.

Después de obtener su doctorado, la Dra. Goldin comenzó a dar clases; ejerció la docencia en varias universidades, entre ellas Princeton, antes de que le ofrecieran la titularidad en Harvard en 1990. Otra primicia: fue la primera mujer a la que se ofreció la titularidad en el departamento de economía de Harvard.

Fue presidenta de la Asociación de Historia Económica y de la Asociación Estadounidense de Economía de 1999 a 2000 y de 2013 a 2014, respectivamente. Es miembro de la Academia Nacional de Ciencias y de la Sociedad Filosófica Americana, y fue elegida miembro de la Academia Americana de Ciencias Políticas y Sociales, la Sociedad de Economistas Laborales, la Sociedad Cliometrica, la Sociedad Econométrica y la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias.

La Dra. Goldin es también autora de muchos libros de éxito, entre ellos Understanding the Gender Gap: An Economic History of American Women, (Entendiendo la Brecha de Género: Una Historia Económica de las Mujeres Americanas), un libro que detalla algunas de sus investigaciones sobre el tema que le valió el Premio Nobel.Ha complementado este libro con otras investigaciones sobre temas como el impacto de la píldora anticonceptiva en las decisiones profesionales de las mujeres, el uso de los apellidos femeninos después del matrimonio y el hecho de que las mujeres se hayan convertido en mayoría entre quienes obtienen un título universitario.

Antes de recibir el Premio Nobel, la Dra. Goldin ha sido galardonada con numerosos premios y reconocimientos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • El Premio Richard A. Lester al libro más destacado en relaciones industriales y economía laboral en 1990, 2008 y 2021
  • El Premio Carolyn Shaw Bell de la Asociación Estadounidense de Economía en 2005
  • El Premio Mincer en 2009 por sus contribuciones en economía laboral
  • El Premio IZA de Economía Laboral en 2016
  • El Premio BBVA Fronteras del Conocimiento en economía en 2019
  • El Premio Nemmers 2020 en economía

Puede leer el comunicado de prensa completo del Premio Nobel de Economía en la página web de la Real Academia Sueca de Ciencias.

El gráfico “Mujeres Casadas que Trabajan” es una imagen protegida por derechos de autor producida por Johan Jarnestad para la Real Academia Sueca de Ciencias.

Referencias

1: https://www.nobelprize.org/prizes/economic-sciences/2023/press-release/
2: https://scholar.harvard.edu/goldin/biocv
3: https://www.kva.se/en/news/the-prize-in-economic-sciences-2023/
4: https://www.richmondfed.org/publications/research/econ_focus/2014/q4/interview
5: https://www.usnews.com/news/articles/2010/03/12/the-1960s-a-decade-of-change-for-women

The "Married Women in Work" graph is a copyrighted image produced by Johan Jarnestad for the Royal Swedish Academy of Sciences.

Header image credit: Pixabay.

You need to login to comment
  • Check out the online courses on INOMICS Academy!
  • 365 Data Science - Start Learning Data Science

INOMICS AI Tools

The INOMICS AI can generate an article summary or practice questions related to the content of this article.
Try it now!

An error occured

Please try again later.

3 Practical questions, generated by our AI model