Economics Terms A-Z - Los términos más importantes de economía.

a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z

Economics Terms A-Z

Competencia perfecta

La competencia perfecta describe una estructura de mercado en la cual muchos vendedores y compradores intercambian un bien homogéneo y ningún individuo puede influir en el precio de mercado, i.e., compradores y vendedores son tomadores de precios. En un mercado perfectamente competitivo el bienestar total (es decir, la suma del excedente del consumidor y del productor) es máximo. Ya que no hay pérdida irrecuperable de eficiencia, la asignación de equilibrio en la competencia perfecta suele servir como punto de referencia para medir la pérdida de bienestar asociada con las estructuras de mercado que no son perfectamente competitivas (p.ej. porque una parte del mercado tiene poder de mercado). 

Se dice que un mercado es perfectamente competitivo si (entre otras condiciones) se cumplen los siguientes supuestos: 

Bien homogéneo

El bien que se comercia en un mercado perfectamente competitivo es un bien homogéneo. Ésto significa que todas las unidades del producto son idénticas desde la perspectiva de los consumidores, independientemente de donde o por quien se venda el producto. En otras palabras, a los consumidores no les preocupa a quién comprar el producto. Los bienes vendidos por dos vendedores que compiten entre sí son los mismos a ojos de los consumidores. Ésto tiene la importante implicación de que los consumidores siempre comprarán el producto del vendedor que ofrezca el bien al menor precio. Como ejemplos de bienes homogéneos se pueden incluir la gasolina o el agua embotellada.  

Muchos compradores y vendedores

Otro requisito para que la competencia sea perfecta es el número de vendedores y compradores en el mercado. En un mercado perfectamente competitivo, existen muchos vendedores interesados en vender el bien (homogéneo) y muchos compradores interesados en comprar el bien.

Toma de precios

En un mercado perfectamente competitivo tanto compradores como vendedores son tomadores de precios. Ningún individuo (ya sea vendedor o comprador) puede influir en el precio al cual se comercia el bien. Miremos más de cerca por qué ésto es verdad: Supongamos que todos los vendedores venden el producto al mismo precio (el precio de mercado), p.ej. supongamos que todas las gasolineras venden 1 litro de gasolina por 1€. ¿Qué le pasará a un vendedor que establezca un precio mayor, digamos que 1,1€? En un mercado perfectamente competitivo él/ella no venderá nada. Si los consumidores pueden elegir repostar su coche a 1€ por litro o a 1,1€ por litro, naturalmente todo el mundo irá a la gasolinera más barata. Siempre y cuando haya suficientes vendedores para satisfacer a la demanda de mercado completa, un único vendedor que decida unilateralmente establecer un mayor precio no será capaz de vender nada. Un razonamiento similar se aplica a los compradores individuales, que no están dispuestos a pagar el precio de mercado y piden un menor precio. En un mercado perfectamente competitivo, un comprador puede decidir si quiere o no comprar a precio de mercado. Si la empresa no puede vender a precio de mercado a un comprador en específico, seguirá habiendo muchos más compradores dispuestos a pagar los precios de mercado. Por lo tanto, ningún solo comprador o vendedor puede influir en el precio de mercado.  

Cero costes de entrada y salida

En un mercado perfectamente competitivo las empresas pueden entrar y salir del mercado libremente.   

Información perfecta

Todos los participantes del mercado poseen toda la información que les es relevante para tomar una decisión. Un ejemplo de información imperfecta es la información asimétrica donde una parte del mercado tiene información que es relevante para la otra parte del mercado. Por ejemplo, en el mercado de coches usados, es típico que los vendedores tengan más información sobre el estado del coche (si tuvo algún accidente, etc) que los potenciales compradores. La información perfecta asegura que todos los compradores y vendedores conocen todo lo que necesitan saber sobre las características del producto, sus funciones de utilidad, estructuras de costes, y demás.  

¿Cómo se determina el precio de mercado en un mercado perfectamente competitivo? El precio de mercado (también llamado precio de compensación del mercado) es el precio al cual la oferta de mercado es igual a la demanda de mercado. A este precio todos los vendedores son capaces de vender tantas unidades como deseen y todos los compradores son capaces de comprar todas las unidades que deseen. Gráficamente, el equilibrio en un mercado perfectamente competitivo se corresponde a la intersección de las curvas de la oferta y la demanda. En el corto plazo la oferta se determina por los costes marginales de la producción, y por lo tanto el precio de mercado es igual a los costes marginales.

La idea de un mercado perfectamente competitivo consiste en que cada vendedor por su cuenta haga frente a una muy pequeña parte de la demanda de mercado completa. Por lo tanto, la demanda a la que hace frente un único vendedor tiene una elasticidad de precios perfecta, y tan rápido como el vendedor establezca un precio por encima del precio de equilibrio, todos sus consumidores se cambiarán a un vendedor diferente. A precio de mercado cada vendedor puede vender tantas unidades como él o ella desee, pero a un precio ligeramente por encima del precio de mercado, él o ella no podrá vender nada. Los beneficios en un mercado perfectamente competitivo son iguales a cero. En el corto plazo, las empresas igualan sus precios a sus costes marginales y por lo tanto hay cero beneficios. En el largo plazo, la libre entrada y salida asegura que las empresas entran siempre y cuando obtengan un beneficio positivo, llevando así los beneficios a cero. 

Lecturas adicionales

La definición de competencia perfecta se remonta al año 1900 y se atribuye a León Walras. En 1954, los economistas Kenneth Arrow y Gerard Debreu mostraron en el artículo “Existence of an equilibrium for a competitive economy” que un equilibrio en un mercado perfectamente competitivo existe. Y haciéndolo, formalizaron además la descripción original de Walras.

Conviene saber

Puede que ya hayas adivinado que muchos mercados en la vida real están lejos de ser perfectos. Los vendedores y compradores tienen poder de mercado, los bienes raramente son perfectamente homogéneos, no todos los participantes del mercado tienen información perfecta sobre los productos... ¿Entonces, cómo puede ser que el concepto de competencia perfecta sea tan importante en la economía? La competencia perfecta nos permite estudiar que pasaría en un mundo perfecto y luego comparar este resultado teórico con formas de mercado más realistas. De esta manera podemos comparar diferentes asignaciones de mercado y formular sugerencias y recomendaciones para quienes elaboren las políticas, mejorando así la eficiencia.